eibar.info.

eibar.info.

El Jardín Botánico de Eibar: una experiencia única para los pequeños exploradores

La historia del Jardín Botánico de Eibar

El Jardín Botánico de Eibar se encuentra en el corazón de la ciudad, en la comarca de Debabarrena, en la provincia de Gipuzkoa. Este espacio verde es conocido por ser uno de los más antiguos de la región vasca. Fue fundado en el año 1930 por la Sociedad de Ciencias Aranzadi.

Desde su creación, el Jardín Botánico de Eibar ha sido un centro de divulgación científica y educación ambiental. En el año 2010, el ayuntamiento de Eibar adquirió la propiedad del jardín y comenzó un proceso de restauración y mejora de las instalaciones. En la actualidad, el jardín cuenta con un amplio programa de actividades y eventos para toda la familia.

La importancia de los jardines botánicos en la conservación

Los jardines botánicos son vitales para la conservación de la biodiversidad y el desarrollo sostenible. En los jardines, se pueden encontrar plantas en peligro de extinción y se llevan a cabo programas de conservación y propagación de especies.

Uno de los objetivos principales del Jardín Botánico de Eibar es educar a los visitantes sobre la importancia de conservar la biodiversidad. Además, el jardín participa en la salvaguardia de la flora y fauna, la investigación, la educación y la divulgación científica.

El diseño del Jardín Botánico de Eibar

El diseño del jardín se inspira en la naturaleza de la zona. El jardín cuenta con más de 350 especies botánicas, tanto autóctonas como exóticas. Además, el recorrido por el jardín está diseñado para que los visitantes puedan conocer los diferentes tipos de vegetación y los usos que se les daban en la cultura tradicional de la zona.

El jardín también cuenta con diferentes zonas temáticas. En el centro, se encuentra un estanque con una gran variedad de plantas acuáticas y animales. Además, hay una zona dedicada a la flora de los humedales y otra a la vegetación de las montañas de la región.

Actividades para los pequeños exploradores

El Jardín Botánico de Eibar es un lugar ideal para que los niños descubran la naturaleza y aprendan sobre la biodiversidad. El jardín organiza diferentes actividades didácticas y de educación ambiental para los más pequeños.

  • Talleres de jardinería: en estos talleres, los niños pueden aprender el proceso de cultivo de una planta y cómo cuidarla.
  • Actividades sensoriales: los niños pueden descubrir y experimentar los diferentes olores, texturas y sonidos de las plantas del jardín.
  • Visitas guiadas: los guías del jardín explican a los niños las diferentes especies de plantas y animales, así como los usos tradicionales de la vegetación local.

Conclusión

El Jardín Botánico de Eibar es un centro de referencia en la conservación y divulgación de la biodiversidad de la comarca de Debabarrena. Además, es un lugar ideal para que los niños descubran la naturaleza y se sensibilicen sobre la importancia de proteger el medio ambiente. Si te encuentras en Eibar, no puedes dejar de visitar este jardín botánico y disfrutar de una experiencia única en contacto con la naturaleza.