eibar.info.

eibar.info.

La tarta de manzana de Eibar, irresistible

La tarta de manzana de Eibar, irresistible

Eibar es una ciudad encantadora con una gran variedad de atracciones turísticas que hacen que valga la pena visitarla. Sin embargo, hay algo en particular que hace que todo el mundo quiera volver a esta ciudad vasca una y otra vez: la tarta de manzana de Eibar. Esta deliciosa golosina es irresistible y no puedes dejar de probarla. En este artículo, te contaremos todo sobre esta deliciosa tarta y por qué debería ser parte de tu viaje a Eibar.

¿Qué hace que la tarta de manzana de Eibar sea tan especial?

La tarta de manzana de Eibar es una joya en la gastronomía vasca. A diferencia de otras tartas de manzana, esta tiene una masa suave y esponjosa que está hecha con aceite de oliva en lugar de mantequilla. Esta masa suave se mezcla con una capa de manzanas tiernas y jugosas, que se han caramelizado para darles un sabor dulce y una textura suave. La tarta se termina con una capa crujiente de azúcar glasé que le da un equilibrio perfecto al sabor general.

Además, la tarta de manzana de Eibar es un verdadero tesoro local. Es un placer que solo se puede encontrar en Eibar y alrededores. Por lo tanto, cuando la pruebes, estarás experimentando algo único que no podrás encontrar en ningún otro lugar.

¿Dónde puedes comer la tarta de manzana de Eibar?

La tarta de manzana de Eibar se puede encontrar en muchas cafeterías, pastelerías y restaurantes de la ciudad. Si deseas probar la tarta de manzana de Eibar en su forma más auténtica, por supuesto que necesitas buscar una pastelería local. Hay varias pastelerías en Eibar que ofrecen la tarta en diferentes presentaciones, desde una versión de tamaño completo hasta pequeñas porciones. Algunas de las pastelerías más populares son la Pastelería Kanpanzar, la Pastelería Eskurza, la Pastelería Basaras y la Pastelería Oiartzabal. En cualquier caso, todas ofrecen esta delicia absoluto en su menú.

Cómo se hace la tarta de manzana de Eibar

La tarta de manzana de Eibar no se hace de forma rápido, lleva tiempo, paciencia y buenos ingredientes. El proceso comienza con la preparación de la masa, que consiste en mezclar harina, aceite de oliva, azúcar y huevos. Esta masa se coloca en un molde y se hornea durante diez minutos para darle una base sólida.

Mientras la masa está en el horno, las manzanas se pelan y se cortan en rodajas finas. Estas rodajas de manzana se caramelizan en una sartén con un poco de azúcar. Este proceso agrega un sabor dulce y una textura suave a la manzana, que es esencial para el éxito de esta tarta.

Una vez que la base se hornea, se cubre con las rodajas de manzana caramelizadas. La parte superior se rocía con una mezcla de azúcar y canela; luego, nuevamente, se hornea hasta que se dore todo lo suficiente. La última capa de azúcar glasé se agrega finalmente al final.

¡Y voilà! La tarta de manzana de Eibar está lista. Una obra maestra culinaria donde se mezcla toda la esencia de la cocina vasca.

Conclusión

En resumen, la tarta de manzana de Eibar es una deliciosa golosina que deberías probar si alguna vez visitas esta ciudad. Desde su masa suave y esponjosa hasta la capa crujiente de azúcar glasé, esta tarta es una verdadera joya de la cocina vasca. Puedes encontrarla en muchas pastelerías locales, como la Pastelería Kanpanzar o la Pastelería Oiartzabal. Sin lugar a dudas, esta deliciosa tarta es una parte esencial del patrimonio culinario de Eibar y estamos seguros que no te arrepentirás de probarla. ¡Buen provecho!