eibar.info.

eibar.info.

Ruta de los dólmenes y menhires de la zona

Introducción:

La ruta de los dólmenes y menhires de la zona de Eibar es una experiencia increíble para cualquier amante de la historia y la naturaleza. Este recorrido te lleva a través de los antiguos monumentos megalíticos de la región que están construidos hace más de 5.000 años. Esta ruta es única debido a la cantidad de estructuras megalíticas bien preservadas que se pueden encontrar en la zona de Eibar. Si estás buscando una actividad interesante para hacer durante tus vacaciones en España, esta ruta debe estar en tu lista de cosas por hacer.

Orígenes de los dólmenes y menhires:

Los dólmenes y menhires son grandes estructuras de piedra que se construyeron en el Neolítico para honrar a los antepasados y para dar lugar a ceremonias de sepultura. Estas estructuras se construían con grandes bloques de piedra y se creía que tenían un poder espiritual y protector sobre el pueblo. Los individuos y comunidades de la época empleaban estos monumentos no solo para los funerales, sino también para las labores cotidianas y para encuentros sociales importantes.

El Conjunto de Lauberixe:

Este recorrido comienza en el Conjunto de Lauberixe, un complejo megalítico donde se encuentra una gran cantidad de dólmenes y menhires. Este conjunto es conocido como el más importante de Guipúzcoa y de toda la cornisa Cantábrica, cuya construcción data aproximadamente del año 2500 a.C. El conjunto está ubicado en una colina de aproximadamente 500 metros de altitud. Desde la parte alta, se puede tener una vista espectacular del valle del río Deba por un lado y del macizo de Izarraitz por otro. La Unesco calificó este recinto con la calidad de Patrimonio Mundial en 2014.

Dólmen de Sorginetxe:

El Dólmen de Sorginetxe es uno de los monumentos más interesantes que se pueden encontrar en el Conjunto de Lauberixe. Este dólmen tiene una altura de 2 metros, una longitud de 3,5 metros y una anchura de 2,5 metros. Está situado cerca de la cima de una colina y fue construido con una técnica especial para sostener los grandes bloques de piedra que forman su estructura. A pesar de su historia antigua, la estructura se encuentra en buen estado debido a la excelente conservación que se ha hecho en el sitio.

Dólmen de Atxuria:

Otro monumento impresionante es el Dólmen de Atxuria, que se encuentra en la cima del monte Atxuria y representa una obra imposible de realizar por la tecnología de su tiempo. Con una dimensiones de 10 metros de largo, 3,5 metros de ancho y 2 metros de alto, es una de las estructuras megalíticas más grandes que hay en la península ibérica. La construcción del monumento fue extremadamente difícil, no solo por la gran cantidad de materiales utilizados, sino también por la altísima ubicación en la que se encuentra.

Zona de Urgull:

Después de visitar el Conjunto de Lauberixe, la ruta nos lleva a la zona de Urgull, donde es posible continuar maravillándose con los monumentos megalíticos de la región. La zona de Urgull es una reserva natural que se encuentra a los pies del Monte Igueldo, en la provincia de Guipúzcoa.

Santuario de San Antón:

Aprovechando que estamos en la zona, se puede visitar el pequeño Santuario de San Antón, que data del siglo XVI. El santuario está ubicado en una colina y cuenta con una vista impresionante sobre la ciudad de Eibar y la bahía de Txingudi. Además, en las inmediaciones del santuario puedes encontrar varios dólmenes y menhires que son interesantes de visitar.

Dólmen de Earlantz:

Uno de los monumentos más llamativos que podemos encontrar en Urgull es el Dólmen de Earlantz, que está ubicado justo en la cima del monte. Esta imponente estructura megalítica tiene una altura de aproximadamente 1,5 metros y unos anchos encontrados de 1,2 metros. Fue construida con bloques de piedra y es considerada una obra impresionante por la cantidad de materiales que se utilizaron en la construcción.

Zona de Calvario:

La ruta termina en la zona de Calvario, donde se encuentra el menhir más grande de la región.

Menhir de Elosua:

El Menhir de Elosua es una estructura única que se encuentra en la localidad de Eibar. Tiene cerca de 7 metros de altura y es considerada uno de los monumentos megalíticos más importantes de la región. Está construida con un solo bloque de piedra y su nombre se relaciona con la leyenda de Elosu, que habla sobre la aparición de una serpiente gigante para proteger el menhir.

Menhir de Munarrikolanda:

Otro monumento que se puede encontrar en la zona de Calvario es el Menhir de Munarrikolanda. Este monumento es más pequeño que el anterior y tiene una altura de aproximadamente 1,5 metros. Se cree que fue utilizado como un punto de referencia para las antiguas comunidades que residían en la zona.

Conclusión:

La ruta de los dólmenes y menhires de la zona de Eibar es una opción única para cualquier amante de la historia y la naturaleza. Esta ruta es una excelente oportunidad para conocer el patrimonio megalítico que se encuentra en la región de Guipúzcoa. Los monumentos megalíticos nos recuerdan la grandeza de las antiguas civilizaciones que vivían en la región y nos permiten disfrutar de la belleza de la naturaleza en su estado más puro. Sin duda, es una parada obligatoria para cualquier visitante de la zona.